El ritmo de vida actual y la poca oferta de alimentos saludables que encontramos en todas partes provocan que a menudo no consumamos todos los nutrientes que necesitamos y que, además, hasta subamos un poco de peso.

Así, para buscar solución a esto, es frecuente que se recurra a dietas que lejos de solucionar la situación la agravan aún más, ocasionando otras afecciones producto de no contar con las vitaminas, minerales y proteínas esenciales para mantener nuestro cuerpo en buen estado; una de ellas es la caída del cabello.

Solicita una consulta para diagnóstico ¡Gratuito!

¿Por qué se cae el cabello si me alimento mal?

Especialistas en salud capilar afirman que el cabello necesita de nutrientes específicos para estar en buen estado y que la escasez de ellos incide directamente en el desarrollo de los folículos pilosos.

Aunado a ello, señalan otras afecciones de orden psicológico relacionadas con la alimentación, como la bulimia y la anorexia, que pueden incluso combinarse con cuadros de depresión, favoreciendo todo ello la pérdida excesiva de cabello.

Quizás te interese leer: RELACIÓN ENTRE DEPRESIÓN Y PÉRDIDA DE CABELLO

De esta manera, lo mejor para no padecer alopecia por déficit nutricional es llevar una dieta equilibrada y, en caso de querer bajar de peso, acudir con un nutriólogo para hacer un plan alimenticio adecuado y no tomar el primer consejo que te den.

¿Cuáles son los alimentos que debo consumir para fortalecer mi cabello?

A continuación, te mostramos una breve lista de la comida que puede ayudarte a frenar la caída del cabello por falta de nutrientes:

  • Frutas y verduras: vitamina C, ácido fólico y hierro, son indispensables para una buena salud capilar. La primera de ella puedes encontrarla en una gran variedad de frutas, tales como el kiwi, la guayaba y los cítricos. Minerales en abundancia se hallan en las verduras de hojas de color verde intenso, como las espinacas y las verdolagas, cuyo aporte nutricional incrementa la oxigenación capilar y, por ende, el crecimiento del cabello.
  • Carnes: aunque suelen contener grasas y es de lo que más huyen quienes recurren a una dieta, optar por cortes magros es la solución. Tanto la carne roja como la blanca contienen cantidades importantes de hierro, azufre, zinc, vitamina B y, por supuesto, proteínas, que darán a tu cabello la vitalidad que necesita, ya que procuran la regeneración del tejido capilar. El pescado es particularmente conveniente gracias a su gran aporte mineral y proteínico que además logra que el cabello se vea brillante y sedoso.
  • Aceite de oliva: los ácidos grasos y antioxidantes que aporta al organismo no sólo fortalecen al cabello, sino que también facilitan su crecimiento.
  • Chocolate negro: una pequeña porción de este delicioso postre puede aportar más antioxidantes que una fruta, pues su contenido de polifenoles y flavanoles es mayor, según investigadores del Centro Hershey para la Salud y la Nutrición en Estados Unidos. Esto ayuda considerablemente a la regeneración capilar.

Si identificas que estás perdiendo más cabello de lo habitual (aproximadamente se nos caen unos 100 diariamente), lo mejor es ponerse de inmediato en manos de un especialista para evitar que la alopecia siga avanzando.

En DHI somos especialistas en el cuidado capilar y contamos con novedosos métodos para ayudarte a recuperar tu imagen, tales como injertos capilares. Contáctanos y solicita una cita de valoración.

Solicita una consulta para diagnóstico ¡Gratuito!