Aunque es poco frecuente, la alopecia infantil puede presentarse por diversos factores, siendo varios de ellos de origen natural debido a cambios hormonales (sobre todo en la pubertad), caída estacional, efluvio telógeno y otras circunstancias que, atendidas a tiempo, suelen ser reversibles.

Solicita una consulta para diagnóstico ¡Gratuito!

Se calcula que este problema afecta tan sólo al 0.2% de la población de entre 0 y 20 años, presentándose sólo el 20% ciento de los casos propiamente en la niñez.

Ante esta afección, sin embargo, es importante acudir con un médico experto en tricología para tener la certeza de que la pérdida capilar no se debe a enfermedades subyacentes o condiciones especiales que requieran de una mayor atención, además de que así se podrá acceder al tratamiento y las recomendaciones más adecuadas en cada caso en particular.

Algunas de las causas más comunes de la alopecia infantil son:

Solicita una consulta para diagnóstico ¡Gratuito!

  1. Alopecia occipital

Es propia de los bebés y se trata de un proceso normal debido a que, a las 20 semanas de gestación, empieza a crecer en el feto el denominado “pelo lanugo”, el cual cubre su cuero cabelludo y cuerpo para protegerlo. Este vello es muy fino y no es el cabello definitivo del niño, por lo que se va desprendiendo a los pocos días o semanas del alumbramiento para dar paso a una nueva cabellera.

  1. Hongos e infecciones

La presencia de hongos en el cuero cabelludo origina infecciones que pueden dañar los folículos capilares. Ejemplo de esto es la tiña, un agente fúngico cuya prevalencia no es muy alta pero que, cuando se presenta, suele atacar a menores de entre 5 y 10 años.

Se trata de una enfermedad contagiosa y para su tratamiento se utilizan fungicidas orales y champús con sulfuro de selenio, esto por alrededor de ocho semanas.

  1. Efluvio telógeno

Se trata de una caída atípica al alterarse el ciclo de crecimiento capilar. Habitualmente, entre el 10 y el 15% de nuestros folículos se encuentran en su fase telógena o de reposo, que es cuando empieza a caerse el cabello para dar origen a otro nuevo; sin embargo, bajo ciertas circunstancias, este porcentaje supera incluso el 50%, provocando calvicie temporal. En los niños, esto suele asociarse a exceso de vitamina A, algunos tipos de medicamentos, estrés y a consecuencia de fiebres altas.

  1. Traumatismos y enfermedades

Accidentes que provoquen cicatrices en el cuero cabelludo del niño pueden dejarlo calvo en esa zona de forma permanente, mientras que enfermedades de orden genético y autoinmune también pueden hacerlo; algunas de las más frecuentes son la alopecia areata, la atriquia y la aplasia de cutis congénitas, la enfermedad de Menkes, entre otras. No obstante, ninguna de ellas tiene una gran prevalencia en la población infantil.

¿Cómo solucionar este problema?

Si tu hijo presenta calvicie lo mejor es acudir con un médico experto para que te brinde la información y el tratamiento adecuados.

Recuerda que muchos de los orígenes de este mal pueden resolverse y que, cuando no existe solución, una opción es recurrir a métodos de restauración capilar cuando el niño llegue a la edad adulta.

En la Clínica Capilar DHI somos expertos en Trasplante de Cabello y podemos orientarte acerca de las características que deben cumplir los candidatos a un trasplante capilar, además de que contamos con otros tratamientos regenerativos que pueden ayudarte. Llámanos y solicita más información.

Solicita una consulta para diagnóstico ¡Gratuito!