Todos, en alguna ocasión, hemos escuchado consejos y remedios caseros para cuidar la salud del cabello, preservarlo ante la caída que evidencia una calvicie futura o simplemente cómo hacerlo crecer más rápidamente, sin embargo, muchas de estas recomendaciones de dominio popular no tienen ningún fundamento concreto y se basan en pequeñas verdades para hacerse pasar como cien por ciento efectivas.

Así, varias de las precauciones que en ocasiones se toman al respecto son completamente innecesarias y, si bien no suelen representar tampoco ningún daño, lo único que se logra siguiéndolas es perder el tiempo y no prestar atención en remedios que sí pueden funcionar.

Solicita una consulta para diagnóstico ¡Gratuito!

Aquí te decimos algunos de los mitos más usuales sobre salud capilar y por qué la gente piensa que son ciertos.

1. Lavar el cabello diariamente lo maltrata

Tener una buena higiene nunca es perjudicial y, en el caso de la cabellera, bañarse a diario la libra de suciedades provenientes del medio ambiente, sudor y secreciones sebáceas, partículas de fijadores cosméticos, e incluso de sal y restos minerales a quienes viven en zonas costeras o bien de cloro y otros residuos a los que practican natación.

Retirar toda esa acumulación de agentes extraños es evidentemente algo que promueve la salud capilar; a pesar de ello, esta creencia de que debe dejarse al cabello descansar de la ducha se basa en que, según quienes lo recomiendan, así no se lavan los nutrientes naturales que el propio organismo produce ni se provoca su caída al tirar de él mientras se talla.

Aquí, lo que en realidad sucede es que enjuagarse con agua sumamente caliente o utilizar un champú demasiado agresivo puede maltratar el cabello, mientras que el movimiento natural de tracción que debe hacerse para esta tarea desprende algunos filamentos que, no obstante, son los mismos que ya se encontraban en su fase telógena, es decir, aquellos que de cualquier manera estaban a punto de caer como parte normal del ciclo del crecimiento del cabello.

2. Despuntar el cabello favorece su crecimiento

Este mito sumamente difundido no ocasiona ningún cambió para bien ni para mal, aunque su popularidad puede deberse a que, cuando el cabello está maltratado, lo mejor es cortarlo para impedir que el daño vaya siendo más notorio.

3. Cepillarse a menudo ayuda a que el cabello crezca

Al igual que en el punto anterior, esto es algo que no influye ni positiva ni negativamente, aunque lo que sí se logra con el cepillado es la mejor distribución de la grasa natural segregada por las raíces de los folículos en todo el cuero cabelludo, lo que promueve la buena salud de la cabellera dándole más brillo y suavidad. Sin embargo, el hacer esto con demasiada frecuencia y con más fuerza de la adecuada puede ocasionar calvicie por tracción.

Estos son sólo tres ejemplos de creencias falsas acerca de cómo cuidar el cabello que pueden llevarte a postergar acudir con un especialista cuando tienes un problema más grave. Recuerda que varias de las afecciones del cabello son de índole genética y que sólo tratamientos concretos pueden ayudarte, como sucede con el caso de la alopecia androgenética, que es la principal causa de calvicie en el mundo.

Si has notado que pierdes demasiado cabello y tienes familiares mayores que sufren de la misma situación, lo mejor es acudir con un experto en salud capilar. Contáctanos y permítenos ayudarte.

Solicita una consulta para diagnóstico ¡Gratuito!