Gruesas, largas, redondeadas o quebradas, las cejas enmarcan la expresión de nuestro rostro, potencian la mirada y destacan al resto de las facciones. Los cambios y tendencias de moda definen la forma de peinarlas y darles forma, pero, ¿te has preguntado por qué tenemos cejas y cuál es su función?

Las cejas, junto con las pestañas, protegen a los ojos del sudor, lluvia, agua, bacterias, partículas de polvo u otros contaminantes entren en ellos, y desvían a los elementos dañinos hacia la cara, por ello su función primordial es actuar como escudo para el globo ocular.

Diagnóstico ¡Gratuito!
 

Además de lo anterior, las cejas han evolucionado junto con los seres humanos para mejorar la comunicación no verbal. El movimiento de las cejas transmite los sentimientos, por lo que ayudó a nuestros ancestros a forjar vínculos afectivos y amistades ya que les otorgaba la capacidad de comunicar de forma no verbal sus intenciones pacíficas, evitando la hostilidad que prevalecía en aras de preservar la especie.

Durante la Edad del Bronce (3.500 a.C), hombres y mujeres depilaban sus cejas y las dibujaban con kohl, un cosmético en forma de polvo oscuro, que se fabrica con galena molida y carbón, para oscurecer los párpados y proteger los ojos del sol, viento y arena del desierto.

Quizás te interese leer: Vitamina D: indispensable para prevenir la caída de cabello

A través de los siglos, las cejas han sido cualidades faciales a las que se ha prestado atención como rasgo de belleza física. En el siglo XX, las actrices del cine mudo marcaron las tendencias de moda llevándolas largas, curvas y muy delgadas para dar una apariencia de sensualidad y un aire de nostalgia al rostro.

Al llegar a la década de 1950, las tendencias eran llevar unas cejas arqueadas para dar una expresión más natural al rostro; al llegar a los años 70 volvió la moda de lucirlas muy delgadas, mientras que en los 80 las famosas se olvidaron de la depilación para lucirlas naturales y gruesas.

 
Contacto
 

Llegando a nuestra época actual, las cejas se depilan, moldean y peinan tratando de mantener su apariencia natural, y tratamientos como el implante de cejas se han popularizado para rellenar espacios que dejaron las depilaciones previas, con el fin de rejuvenecer la mirada, recuperar su forma natural, o bien, darles una forma nueva que dé equilibrio al rostro.

Si los métodos de depilación o la pérdida de cabello te han dejado con huecos en las cejas, acude con nuestros expertos de DHI México, donde encontrarás el tratamiento ideal para recuperar tu apariencia, enmarcar tu rostro y ojos, con resultados naturales y definitivos. Agenda tu cita ¡Con gusto te atenderemos!

 
Solicita diagnostico ¡Grtuito!