La diabetes tipo 2 es una enfermedad crónica, que se produce porque el organismo no utiliza eficazmente la insulina que el páncreas genera, provocando un incremento de azúcar en la sangre (hiperglucemia). Este padecimiento suele iniciar en la edad adulta, aunque cada vez es más frecuente en jóvenes y niños debido al consumo excesivo de azúcares y a la falta de actividad física.

La Federación Internacional de Diabetes (FID) incluyó la pérdida de cabello en hombres y mujeres dentro de su cuestionario para diagnosticar la diabetes tipo 2, junto con sed excesiva, sensación de boca seca, incremento de las ganas de orinar, entumecimiento de manos y pies, resequedad de la piel, entre otros que si bien no son determinantes, son muy frecuentes en personas con diabetes descontrolada.

 
Diagnóstico ¡Gratuito!
 

La diabetes produce un desequilibrio hormonal que afecta al sistema circulatorio, responsable de la regeneración de los folículos pilosos, que son las cavidades donde se genera el cabello. A través del torrente sanguíneo se transportan los glóbulos rojos, que contienen los nutrientes y el oxígeno necesario para estimular el crecimiento del cabello.

Cuando la hormona insulina se encuentra descontrolada, una de las principales consecuencias es la obstrucción de los vasos capilares responsables del transporte de nutrientes al cabello, por lo que comienza a sufrir adelgazamiento, caída, ralentización del crecimiento, entre otros signos.

diabetes

Otra condición frecuente relacionada con la diabetes es la alopecia areata, que suele generarse por una respuesta autoinmune, es decir, el sistema inmunológico comienza a atacar a los órganos debido a que los considera extraños. En este caso, las personas con diabetes (que es un trastorno autoinmune) pueden sufrir el ataque a los folículos pilosos, especialmente en momentos de tensión y estrés.

Dentro de todo, la buena noticia es que la alopecia por diabetes suele ser temporal, ya que se corrige cuando el paciente logra controlar la enfermedad a través de una dieta balanceada, el medicamento prescrito, la realización de actividad física y al evitar otros hábitos nocivos como el consumo excesivo de alcohol y tabaco.

 
Contacto
 

Lo anterior no solo forma parte del tratamiento contra la diabetes, sino de la prevención de su aparición (con excepción del medicamento), pues la alimentación saludable y la actividad física son los pilares de una buena salud.

Si la diabetes u otra condición de salud han provocado la pérdida de tu cabello, acércate a DHI México donde encontrarás a los especialistas que necesitas para recuperar tu apariencia y la de tu melena. Agenda tu cita de valoración a través de los medios disponibles en nuestra página web, con gusto te atenderemos.

 
Solicita diagnóstico ¡Gratuito!