En México ha pasado un año después de la fecha de inicio de la cuarentena por COVID-19, miles de personas han adaptado su rutina de vida y trabajo para permanecer en casa el mayor tiempo posible, saliendo únicamente a comprar lo necesario. Además de reflejarse en un estado de ánimo decaído y nostálgico por la vida que solíamos conocer como normal, cientos de personas han visto afectada su salud capilar.

Caída de cabello, tricotilomanía (arrancarse el cabello desde la raíz), exacerbación de alopecias que ya se encontraban presentes, aumento de caspa, entre otras condiciones se han vuelto frecuentes durante el confinamiento como consecuencia del estado de alarma, estrés y preocupación por la crisis sanitaria, y está afectando por igual a hombres y mujeres.

 
Diagnóstico ¡Gratuito!
 

La causa puede encontrarse en los cambios en la rutina diaria, que conllevan nuevas conductas, una alimentación diferente y trastornos del sueño, factores que provocan una mayor síntesis de andrógenos en el organismo, produciendo adelgazamiento del cabello, caída o una aceleración en la pérdida capilar.

Aunado a lo anterior, la falta de sueño repercute en el sistema inmunitario porque el organismo reacciona del mismo modo que ante el estrés, segregando hormonas que llevan al cuerpo a un estado de alerta, y en estos periodos estresantes vemos cómo incrementan los trastornos capilares como caspa, brotes de psoriasis, padecimientos nerviosos que provocan que las personas se rasquen la cabeza o arranquen sus cabellos, entre otros.

¿Cómo detener el daño capilar?

En primera instancia, la alimentación balanceada es clave para tener un cabello saludable. Alimentos como hígado de res, espinacas, mariscos, carnes rojas, legumbres, pavo y huevos son ricos en biotina e imprescindibles para la formación de keratina, mientras que frutas, verduras y hortalizas contienen muchas vitaminas. En conjunto, no solo tu melena se verá fortalecida, sino que tendrás una piel más suave y radiante.

Ponerle un alto al estrés también te ayudará a detener la caída y las conductas como rascarte la cabeza o arrancarte el cabello; hacer deporte para canalizar tu energía, o actividades relajantes como el yoga y la meditación son recomendables también para mejorar la calidad del sueño.

 
Contacto
 

Si aún te encuentras en confinamiento, trabajo o estudios en casa, no dejes de tomar el sol unos minutos cada día para que tu cuerpo sintetice la vitamina D correctamente, ya que esta es vital para fijar el calcio en huesos y cabello.

Si aún con estas recomendaciones no ves una mejora, agenda tu cita en DHI México donde nuestros especialistas en injerto de cabello te ayudarán a encontrar la causa y el tratamiento acorde a tu condición. Contáctanos hoy mismo, con gusto te atenderemos.

 
Solicita diagnóstico ¡Gratuito!