En los últimos tiempos la barba se ha posicionado como uno de los elementos estéticos masculinos más importantes. Tener barba se ha convertido en una tendencia de estilo para los hombres, sin embargo, no es sencillo para todos crear este look.

Es común que haya hombres a quienes la barba no les crece como quisieran, ya sea que los vellos crezcan de manera dispareja o que simplemente por más que se intente dejar crecer nunca se llegue a conseguirlo. Por esta razón, muchos hombres recurren a tratamientos que incluso pueden poner en peligro su salud, uno de los más comunes es el uso de Minoxidil.

El Minoxidil es un tratamiento que fue creado para pacientes con presión arterial alta, pero al ver que uno de los efectos secundarios que provocaba era la aparición de vello en partes del cuerpo comenzó a utilizarse como un tratamiento para el crecimiento capilar tanto del cabello como de la barba.

En la actualidad este tratamiento se ha creado con diferente concentración de fórmula para aplicarse a través de lociones con el objetivo de combatir la alopecia, así como para fomentar el crecimiento de la barba. A pesar de los cambios realizados en el activo, el Minoxidil sigue siendo un medicamento vasodilatador, por lo que su uso puede ser un riesgo para la salud.

Solicita una consulta para diagnóstico ¡Gratuito!

Efectos secundarios

Entre los principales efectos secundarios que su uso ha presentado se encuentran los siguientes:

  • Dolor de cabeza
  • Piel seca y descamación
  • Elevación de la frecuencia cardiaca
  • Trastornos del sueño
  • Sensación de hambre
  • Efecto sheddding, el cual consiste en la pérdida parcial de cabello que está siendo regenerado durante los primeros meses de tratamiento.

Los resultados de este tratamiento son lentos, después de los primeros cuatro a seis meses de aplicación diaria es posible comenzar a ver crecimiento de cabello, sin embargo, esto sólo ocurre si el tratamiento nunca fue interrumpido, de lo contrario los avances realizados se perderán y cuando se reinicie el tratamiento volverá a ser partir de cero.

Para obtener resultados permanentes con el uso de Minoxidil, éste debe ser aplicado diariamente en las dosis adecuadas, deberán pasar varios meses para notar avances y no puede ser interrumpido su uso. Esto supone una gran inversión de tiempo y recursos para lograr el crecimiento de la barba, además de los efectos secundarios en la salud por su uso.

Si quieres tener una barba abundante sin poner en riesgo tu salud y asegurarte resultados permanentes tenemos una solución para ti, se trata del injerto capilar en la barba.

Injerto capilar de barba

Este procedimiento funciona de la misma manera que el injerto de cabello. En DHI hemos desarrollado una técnica de mínima invasión que permite hacer un trasplante de barba garantizando un crecimiento natural y sin dejar cicatriz en el área del implante.

¿Cuándo se puede realizar un injerto de barba?

El injerto de barba se puede realizar en las siguientes situaciones:

  • Cuando el vello está ausente, es decir, que no hay crecimiento natural
  • Cuando el vello es muy delgado y no permite tener una apariencia de barba abundante
  • Cuando hay ausencia de vello sólo en algunas zonas

Si cumples con alguna de las características mencionadas anteriormente podrías ser un buen candidato para el injerto de barba.

Contáctanos para conocer más sobre nuestro método de implante de barba que brinda resultados naturales de manera segura, sin dolor y sin cicatrices.

Solicita una consulta para diagnóstico ¡Gratuito!