Tener entradas en la línea del cabello es algo muy común en los hombres e incluso existen cortes y fisonomías con los que lejos de ser antiestéticas, brindan cierto atractivo varonil. No obstante, esta característica se torna preocupante cuando es muy pronunciada y empieza a avanzar hacia la coronilla.

Solicita una consulta para diagnóstico ¡Gratuito!

Así, si empiezas a notar que tus entradas son cada vez más profundas y que el cabello de la parte de arriba de la cabeza empieza a crecer un poco más lentamente que el de las zonas laterales y se torna más fino, es momento de que acudas con un especialista en restauración capilar.

¿Por qué se queda calva la coronilla?

Alrededor del mundo, se estima que uno de cada dos hombres padece de alopecia androgénica, afección de origen genético que ocasiona la pérdida permanente de folículos pilosos de la parte frontal y superior de la cabeza –la coronilla—, dejando poblada de cabello sólo las partes laterales y posterior del cráneo, formando una herradura.

Denominada también como calvicie común, puede empezar a manifestarse desde edades tempranas –alrededor de los 18 años—precisamente con la aparición de las famosas entradas, las cuales van avanzando paulatinamente hasta llegar al escenario antes descrito.

¿Cómo puedo detener este proceso?

Gracias al avance de la medicina y los tratamientos quirúrgicos y farmacológicos para remediar la calvicie, existe la posibilidad de mitigar el avance de este mal si se atiende oportunamente. Algunos de los medios para hacerlo son:

Solicita una consulta para diagnóstico ¡Gratuito!

  • Bioestimulación capilar: tratamiento no quirúrgico que consiste en extraer sangre del paciente para someterla a un proceso para separar las células enriquecidas que contiene, las cuales son ricas en proteínas y nutrientes que favorecen el crecimiento del cabello. Posteriormente, este concentrado se inyecta en el área afectada por la calvicie.
  • Injerto de cabello: consiste en la extracción de folículos capilares de la parte posterior de la cabeza del mismo paciente; estos son implantados en la coronilla y en la zona frontal del cráneo para dar mayor volumen o repoblar el área tratada. Este método se recomienda cuando la pérdida de cabello es más severa.

La alopecia es un problema que no sólo afecta la imagen personal, sino que también repercute en la autoestima y la seguridad de quienes la padecen, sobre todo si son jóvenes. Cabe destacar que, aunque esta afección se presenta mayoritariamente en el género masculino, se calcula que una de cada tres mujeres también la padecen, por lo que es conveniente que todos estemos atentos al ritmo con el que perdemos cabello para identificar cuando se sale de lo normal.

No permitas que la pérdida de cabello cambie tu apariencia y tu forma de ser. En DHI somos expertos en restauración capilar y podemos ayudarte. Llámanos y solicita una cita de valoración sin costo.

Solicita una consulta para diagnóstico ¡Gratuito!