La vitamina D es vital para el organismo humano gracias a sus funciones, especialmente en el sistema nervioso para transmitir los mensajes entre el cerebro, fortalecer al sistema inmunitario para combatir bacterias y virus, y la absorción del calcio para tener huesos fuertes. Además, este nutriente es muy importante en el cabello puesto que lo fortalece y hace posible su crecimiento.

Existe una relación entre la falta de vitamina D y la caída del cabello ya que se sintetiza en la piel y estimula el crecimiento de los folículos capitales; si ese estímulo es deficiente o insuficiente, la pérdida de cabello puede acelerarse.

Diagnóstico ¡Gratuito!
 

Cabe destacar también el rol de la vitamina D en la regulación del sistema nervioso, inmunitario y del metabolismo en la absorción de calcio y fósforo, nutrientes indispensables en la salud de huesos, dientes, piel y cabello. Al tener un déficit, la piel luce seca, con descamaciones y puntos con rojeces, mientras que el cabello se torna débil, quebradizo y sin vida.

¿Qué alimentos tienen vitamina D?

Pocos alimentos contienen esta vitamina en su forma natural, como la trucha, el salmón, huevo, algas, hígado de res. Sin embargo, algunos lácteos, margarinas, yogures, cereales para el desayuno, entre otros alimentos procesados son fortificados con vitamina D y también puede obtenerse del aceite de hígado de bacalao y suplementos prescritos por el médico.

Quizás te interese leer: Restauración de cabello afro

¿Cómo se obtiene la vitamina D?

El organismo humano produce vitamina D de forma natural cuando la piel descubierta se expone al sol de forma moderada, ya que la radiación ultravioleta puede provocar desde manchas hasta cáncer de piel. Para prevenir esto, se recomienda el uso de bloqueador con factor de protección solar (FPS) de 15 o más ante una exposición solar por más que unos pocos minutos.

 
Contacto
 

Factores como la neblina, la contaminación ambiental, la edad avanzada y la piel de color oscuro provocan que se reduzca la producción de esta vitamina. Lo más recomendable es una exposición de 10 a 15 minutos al sol en las primeras horas de la mañana (antes de las 10:00 a.m.) o en las últimas de la tarde (después de las 05:00 p.m.).

En la actualidad, los hábitos de vida sedentarios, los trabajos de oficina y el temor a los efectos dañinos del sol han provocado que gran parte de la población tenga un déficit de vitamina D; se calcula que esta situación afecta al 60 % de los adultos y al 80 % de personas mayores, quienes son los más afectados porque la capacidad de sintetizar la vitamina en la piel disminuye con la edad.

Si has notado que pierdes cabello de forma anormal y además tu piel luce ceniza, opaca y temes padecer un déficit de vitamina D, agenda tu cita con nuestros especialistas. En DHI México somos una clínica especializada en tratamientos como el injerto de cabello y, tras el diagnóstico, te ofreceremos la opción que te ayudará a detener la caída y recuperar tu apariencia.

¡Con gusto te atenderemos!

 
Solicita diagnóstico ¡Gratuito!