La búsqueda por la belleza y la autosatisfacción no tiene edad. A todos nos gusta lucir bien frente al espejo, sentirnos jóvenes y que se refleje en el exterior; sin embargo, la caída del cabello puede hacernos sentir incómodos con nuestra apariencia, añadirnos edad y dañar nuestra autoestima.

Precisamente por lo anterior, muchas personas se preguntan si hay un límite de edad para someterse a un implante capilar y si la edad es un impedimento para alcanzar los resultados que buscan. Hoy responderemos ambas preguntas.

 
Diagnóstico ¡Gratuito!
 

En primera instancia, no hay una edad concreta para realizarse un trasplante de cabello; sin embargo los resultados y  que lo que es más importante es que el paciente cuente con una buena zona donante para extraer los folículos y esto se da en edades por debajo de los 65 años.

Ahora bien, la alopecia es una condición que puede presentarse en cualquier etapa de la vida, afectando en mayor medida a los hombres; algunos comienzan a perder cabello desde la adolescencia, llegando a una calvicie parcial o total antes de los 30 años. Los más afortunados comienzan a notar los efectos de la alopecia hasta después de los 40 años, o bien, su cabello se vuelve ralo, quebradizo y que vuelve evidentes las zonas con huecos en la cabeza.

Límite de edad para un implante capilar

En el caso de los hombres más jóvenes, de 25 años o menos, la intervención de injerto de cabello suele ser postergada, ya que se recomienda un tratamiento preventivo, que detenga la caída, fortalezca los folículos y estimule el crecimiento. Una de las alternativas es la bioestimulación capilar con factores de crecimiento, que puede ser la solución al problema siempre y cuando sea recomendado por un especialista.

 
Contacto
 

Si el médico determina que la pérdida capilar es inminente y que un tratamiento conservador no es viable, puede recomendar el implante de cabello. En los hombres, la edad promedio es de 25 a 40 años, mientras que en las mujeres es de 30 a 32, siempre y cuando se cumplan requisitos como:

  • Tener una zona donante abundante para extraer los folículos, ya sea la nuca, la coronilla u otra parte del cuerpo como el pecho.
  • Que el cabello de la zona donante sea de buena calidad y esté saludable.
  • Que el paciente se encuentre en buen estado de salud y no sufra padecimientos o consuma medicamentos que pueda provocar reacciones adversas.

Ahora bien, los pacientes de más de 40 años suelen tener un grado de alopecia consolidado, es decir, que no avanzará más. Por ende, los resultados serán más visibles y no habrá riesgo de que las hormonas que provocan la caída afecten a los folículos implantados.

El implante capilar es una técnica muy segura y efectiva, capaz de devolverte no solo tu cabellera sino tu autoestima, la seguridad en ti mismo y esa sensación de juventud al verte en el espejo. ¡No esperes más! Agenda tu cita de valoración en DHI México, con gusto te atenderemos.

 
Solicita diagnóstico ¡Gratuito!