¿Por qué se nos cae el cabello?

Existen diferentes causas que pueden provocar la caída de cabello tanto en hombres como en mujeres. Éstas pueden ser genéticas, inflamatorias, infecciosas, nutricionales y hasta medicamentosas. Sin embargo, existen cuadros más frecuentes que otros y en esta ocasión te hablaremos de ellos.

Alopecia Androgénica.

La alopecia androgénica es la causa más frecuente de pérdida de cabello tanto en hombres como en mujeres. Como su nombre lo dice es una pérdida de cabello que obedece a una influencia genética, y es por esto que no se presenta en todas las personas. En el hombre, la alopecia androgénica se presenta inicialmente con la aparición de las entradas por lo regular antes de los 30 años, comenzando tempranamente en algunos casos antes de los 18 años. Posteriormente es común encontrar afectación del área de la corona, y conforme se avanza en la edad se avanza también en el grado de alopecia, donde cada una de las zonas afectadas presenta extensión en la zona de afectación hasta confluir dejando un área extensa con pérdida de cabello. En la mujer la alopecia androgénica se presenta con pérdida de la densidad de cabello en la región de la zona media, lo cual resulta en una pérdida de volumen la cual puede también extenderse hacia las regiones más laterales.

Alopecia Areata

La alopecia areata es una enfermedad que afecta el folículo piloso y en ocasiones las uñas. La causa de esta enfermedad sigue siendo desconocida, sin embargo, se cree que hay un origen multifactorial dentro de los cuales el fondo inmunológico junto con una predisposición genética son los más importantes. Puede aparecer a cualquier edad de la vida y afecta tanto a hombres como a mujeres. Característicamente se presenta como áreas ovaladas con pérdida de pelo en el cuero cabelludo o incluso también en el área de la barba, pestañas cejas y /o región púbica. En casos muy raros la extensión de la enfermedad es tal que se pierde totalmente la cantidad del pelo de la cabeza y las cejas.

Efluvio Telogénico

El cabello presenta un ciclo normal de crecimiento caracterizado por 3 fases, una de crecimiento, una de transición y una de reposo o descanso en la que la raíz deja de producir cabello para posteriormente producir un cabello nuevo. En esta etapa de reposo, el cabello se desprende del folículo y cae. Una cabellera normal presenta una cantidad de 100,000 folículos pilosos, con un desprendimiento normal de hasta 120 cabellos por día. Esta caída normalmente pasa desapercibida, ya que la cantidad de pelo que se forma compensa a la que se desprende.

El efluvio telógenico es un padecimiento en el cual el ciclo normal del crecimiento del pelo se encuentra alterado de tal forma que hay más folículos en etapa de reposo que en etapa de crecimiento por lo que característicamente se va a presentar una caída excesiva de cabello. Esta afección puede ser secundaria a deficiencias nutricionales, infecciones, medicamentos, estrés, etc., y suele ocurrir 3 meses después del acontecimiento desencadenante. Suele resolverse en un periodo no mayor a 6 meses.

Alopecia por tracción

La alopecia por tracción es un trastorno de pérdida de cabello muy frecuente en niñas en edad escolar y en mujeres jóvenes. Es un padecimiento condicionado por el hábito de recoger el pelo con un peinado que ejerce una fuerte acción tensora en la piel del cuero cabelludo. En otros casos esta afectación puede ser secundaría a manías propias del paciente donde se acostumbra a tirar o arrancar los cabellos con la mano. Es una pérdida de cabello que inicialmente puede ser temporal, es decir, que existe posibilidad de que vuelva a crecer el cabello, sin embargo, en ocasiones donde el hábito de ejercer la tracción no sea corregido puede originarse una pérdida definitiva del cabello.

Alopecia Senil

Con la edad mayor los cambios asociados al envejecimiento se vuelven más notorios. La piel se adelgaza, las uñas se engruesan, y la cantidad de cabello disminuye.