Ya es el mes del padre y es una satisfacción ver cómo han crecido tus hijos y de qué manera van saliendo adelante gracias al apoyo que les brindas.

Sin duda eres el rey de la casa para tu niña, o seguro tu niño es el reflejo mismo de ti cuando eras más joven, aunque quizás empiezas a notar que el tiempo no perdona, aun cuando te propones mantenerte sano y en forma.

La caída del cabello, sin embargo, es uno de esos delatores del paso de los años que ni dietas ni ejercicios pueden detener, e incluso en muchas ocasiones se presenta a edades en las que aún se es bastante joven, creando un choque entre cómo te ves y cómo te sientes.

Solicita una consulta para diagnóstico ¡Gratuito!

No obstante, puedes recobrar esa imagen atractiva y juvenil de antes gracias a que actualmente existen varios tratamientos para disminuir la alopecia androgenética, causa más usual de la calvicie. Pero ten cuidado, pues muchos productos ofrecen maravillas y te brindan tan sólo algunos discretos resultados temporales.

Existen métodos científicamente probados y realizados por especialistas que pueden ser una mejor solución. Algunos de los tratamientos que han demostrado ser una buena alternativa para esto son:

  • Trasplante de cabello: se trata de un procedimiento mínimamente invasivo en el que se realiza un injerto capilar utilizando folículos del mismo paciente, extraídos previamente zonas en las que cuenta con más cabello y que genéticamente es más resistente a la hormona que provoca su caída.
    Es una técnica muy laboriosa en la que equipo médico debe poner especial atención a cada detalle, puesto que debe implantar uno a uno cada folículo considerando los sitios que deben tener mayor densidad, los de transición y aquellos destinados a la línea de inicio del cabello, considerando el número de pelos de cada folículo a trasplantar y la dirección, profundidad y ángulo con que se debe hacer.
  • Plasma rico en plaquetas: conocido como PRP, es un tratamiento ideal para el tratamiento de la alopecia en etapas tempranas, pues promueve el fortalecimiento de los folículos capilares antes de que desaparezcan. Se realiza retirando sangre del paciente para, luego de procesarla y separar las células ricas en proteínas y plaquetas para el fortalecimiento del cabello, inyectarla nuevamente en las zonas afectadas.
    Con esto, es posible incluso repoblar zonas con escaso cabello, dependiendo del número de sesiones que se realicen. Puede usarse también como tratamiento complementario luego de haberse realizado un injerto capilar.

Como puedes ver, existen diversas alternativas para tratar este problema que no es sólo cuestión de vanidad, sino que puede afectar tu autoestima y seguridad sea cual sea tu edad.

En DHI podemos ayudarte a recobrar tu buena imagen a través de tratamientos especializados para la recuperación del cabello. Contáctanos y descubre lo padre que es verse papacito.

Solicita una consulta para diagnóstico ¡Gratuito!